Archivo de la categoría: hidratación

Agua para los perros

El agua es un elemento fundamental para la vida de cualquier ser vivo, así que, nuestro perro no es distinto, especialmente en estas épocas estivales.  

Reglas indispensables
- El perro debe ingerir agua cada día.
- Debe estar fresca y ser renovada al menos dos veces al día, o más, sobre todo en las épocas de más calor.
- Si toma alimento seco, el aporte de agua debe ser mayor que si toma alimento húmedo o semi-húmedo.
- El consumo varía de unos animales a otros.  
- Si el cachorro hace ejercicio, o en épocas de calor, aumentará su necesidad de líquido.
- Cuidado con la alimentación casera y la cantidad de sal que usamos, el animal tendrá necesidad de mayor cantidad de agua.
- La mínima pérdida de agua de su organismo puede suponer un riesgo para su salud y cambios fisiológicos importantes especialmente si se producen enfermedades con vómitos o diarreas.
- Es recomendable llevar una botella para poder darle de beber con frecuencia si pasamos muchas horas fuera de casa y durante los viajes en coche, es preciso hacer paradas cada 2 ó 3 horas para que pueda moverse un poco y beber.
Falta de hidratación
En las enfermedades que presentan pérdidas de agua, como los vómitos, diarreas o gastroenteritis, su tratamiento puede requerir sueros intravenosos u orales. Existen diferentes grados de deshidratación, en general, si nuestro cachorro o perro adulto pierde la elasticidad en la piel y ésta tarda en recuperar su forma tras un pellizco, debemos acudir al veterinario.
Para evaluar la hidratación de un animal se realiza un pliegue de la piel en la región costal o cervical inferior y se toma el tiempo en que tarda en volver a la normalidad. Sí el animal está bien hidratado la piel vuelve en forma instantáneamente a su posición normal. Si la piel no regresara a su posición normal en ningún momento es un caso grave y debe ser llevado de inmediato a la clínica veterinaria. Estadísticamente esta situación supone la pérdida de un 10% de agua lo que le puede ocasionar la muerte.
Otra manera de determinar la falta de hidratación es examinar las membranas mucosas (encías) que deben estar húmedas. Así mismo en el animal deshidratado, los ojos pueden parecer hundidos, en los animales muy deshidratados la frecuencia cardíaca puede aumentar pero el pulso será débil.
R. Huellas.